viernes, 3 de octubre de 2008

Crappy Cat

Si quieres ver un gato tuerto y borrachín inmerso en la psicodelia, en este post te dejo unas muestras. Si además vivir la experiencia, verlo empinar el codo, comer helados que se mueven, jugar al ping pong con un ojo y hacerlo montar en bicicleta hasta la luna, haz clic aquí. Divertido, demencial y absolutamente alucinante.







2 comentarios:

Eva dijo...

Frikiiiiiiiiiiii!!!

Elena dijo...

ostras qué bueno, me he partido la caja con esta especie de juego. Qué paranoia, ejejejeje.